Scifiworld

Presagio, la guerrilla de género.

el  Sábado, 30 Enero 2016 14:04 Escrito por 

Entrevista a Matías Salinas

 

Un joven escritor traumado por la muerte de su esposa y su hijo. Perturbadoras experiencias. Un psiquiatra. Un misterioso hombre que se oculta bajo un paraguas. Y una dolorosa obra autobiográfica. Estos son los elementos que componen Presagio, la ópera prima de Matías Salinas, un joven talento argentino que lleva más de quince años trabajando en dirección, edición y postproducción de piezas audiovisuales y publicitarias.

SFC: Durante el Nocturna 2015, en donde Presagio ganó el premio mejor Película Latinoamericana, su director la definió como “un drama disfrazado de thriller”. Lo primero que salta a la vista es que la película tiene dos líneas narrativas. El presente, en el que Camilo (el protagonista) se enfrenta a su terapeuta; y el pasado –que no es flashback sino que es una enorme parte de la película-, compuesto por los recuerdos del protagonista y que van echando luz a la historia, dándole al mismo tiempo, una buena densidad. Estas dos líneas narrativas están bien diferenciadas desde la grabación. ¿Qué me podés contar acerca de eso?

MS: Estas dos “partes” de la película se grabaron en dos etapas diferentes, separadas una de otra por un largo año. El proceso de rodaje del “pasado” fue mucho más intuitivo. Yo mismo hice cámara y fotografía, como algo documentalque remite al recuerdo y que marca un caos, un contraste entre el presente y el pasado, en donde las imágenes de estos recuerdos se ven como algo más natural y crudof a la vez, con los colores de una vieja polaroid. Con este contraste quiero transmitir el desequilibrio que hay en la cabeza del protagonista. Se grabó en mano y en mini DV.

SFC: Es interesante. Siempre me pregunto si cuando llegan nuevas tecnologías anulan las anteriores o es que suman una alternativa más. Por ejemplo, hace 20 años veíamos películas enteramente hechas en mini DV y nos las mirábamos sin chistar. Decime ¿fue una decisión presupuestaria o estética?

MS: No te voy a negar que hubo algo de presupuestario. Pero era sobre todo estético. Si hubiera tenido más presupuesto, igual habría diferenciado el pasado, aunque tal vez en Súper 8. Tiene más que ver con que yo quería explorar, porque a veces, cuando uno tiene todo demasiado estudiado o no se juega a experimentar, la película pierde algo de espíritu.

SFC: También hay un fuerte contraste entre los actores que genera tensión, distancia, diferencia.

MS: El actor que hace de terapeuta es Carlos Piñeiro (La Antena, 2007). Tiene una formación más de clown y es muy expresivo. Javier Solis, por otro lado, era debutante. En realidad es un no actor devenido en actor porque le pedí que hiciera el personaje protagonista (Camilo). Lo preparamos con un coach, pero de todas formas, él naturalmente creaba un contraste muy marcado con Carlos porque es más contenido, fue desarrollando su personaje de a poco a lo largo de todo el rodaje.

SFC: Hay un personaje que me gustó muchísimo: El hombre del paraguas. Me hizo acordar a Magritte.

MS: Puede ser, me gusta mucho el surrealismo. Pero fue bastante intuitivo. Estábamos grabando en la costa la parte del pasado y le dije a un amigo que fue a ayudar: “agarrá ese paraguas, ponete eso y parate ahí”. Yo quería armar un personaje que genere inquietud y respeto. Que se vea amenazante pero desde elementos comunes. Una particularidad que tiene es que es difícil descifrar quién está bajo el paraguas, y eso es lo desesperante.

SFC: Me gusta mucho la entidad que tiene. Hay algo de esa intuición que comentabas que te funcionó muy a favor, porque sentiste que faltaba un elemento perturbador y lo inventaste en un segundo.

MS: Y la película no sería lo mismo sin eso. Ese personaje tiene sus movimientos, sus reglas. Camina de una manera, en líneas rectas, una vez que se ubica, descansa. Todo esto no es fácilmente perceptible, pero está. El hecho de ver sus pies descalzos, de alguna forma lo humaniza, pero su extraño comportamiento y sus repentinas apariciones suponen un perfil más sobrenatural. Siempre está en un contexto de agua, muchas veces agua en los pies.

SFC: Sabés que cuando vi tu película, que es una buena primera película, lo primero que pensé es: “ya quiero ver la próxima”. Presagio es una muy buena muestra de lo que podés hacer como director y creo que varios festivales lo notaron, porque estuviste en Nocturna, Mórbido, Zinema Zombie y el festival de La Habana entre otros ¿Cuándo estrenás en Argentina?

MS: Bueno, el estreno comercial está por verse. La única vez que se vio en Argentina fue en el Buenos Aires Rojo Sangre, en la Competencia Iberoamericana.

SFC: ¿Contame cómo fue que Isaac Ezban (El Incidente, Los parecidos) se sumó a Presagio?

Desde que vi su primera película El Incidente en el BARS 2014, me contacté con él porque me gustó mucho su trabajo y automáticamente le conté sobre Presagio (que en ese momento se encontraba en proceso), y aunque le mostré un primer trailer muy crudo, ya logré llamar su atención. Durante el 2015 mantuvimos contacto hasta que viajé a México para la premiere latinoamericana en el Mórbido y allí concluimos la alianza con su casa productora Red Elephant. Desde ese momento Isaac Ezban junto con Miriam Mercado entraron como productores.

Actualmente estamos trabajando en conjunto, planificando el circuito de festivales para este 2016 y definiendo el futuro comercial de la película.

Medios

PRESAGIO - Trailer
Santiago Fernandez Calvete

Guionista y director argentino de las películas La Segunda Muerte (2012) y Testigo Íntimo (en producción, 2014).

Lo más visto

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

info@scifiworld.es

Sobre Scifiworld

Copyright © 2005 - 2017 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos